Fotorreportaje para bodas

El día más especial

El poder fotografiar una boda me resulta siempre muy interesante. Siento que tengo licencia para observar y capturar una serie de acontecimientos que se van revelando uno tras otro delante de mí, de manera natural y espontánea, lo que me obliga a estar atento y a despertar los sentidos todo el tiempo. Los instantes más memorables de ese día pueden aparecer cuando uno menos se lo espera, lo cual me parece fascinante, divertido y me exige responsabilidad. Además, es un día donde dos personas que se aman de verdad, viven esos momentos con mucha intensidad y emoción. Ríen, lloran y disfrutan como nunca.

Las siguientes son imágenes que pude guardar de los últimos años fotografiando bodas a modo de reportaje. Para mí fue un honor ser testigo de todas estas.

Compártelo en: